¡Sandalia parece, bota no es!

Sandalias abotinadas, zapatos abotinados, bota estilo sandalia romana, sandal boots… los nombres se multiplican y la cuestión es: sandalia parece, bota no es, ¿qué es? Pues con nombre o anónimo, lo cierto es que este híbrido parece hecho para los veranos a medias y los otoños calurosos. Se caracterizan por una distinguida caña alta, por estar asidos mediante cordones o hebillas, con los dedos al aire e incluso destalonados, así como por cortes estratégicos que dejan a la vista ciertas partes del pie. Quedan por lo tanto descartados para los crudos inviernos y para los asfixiantes veranos, así que se suponen perfectos para climas suaves como los que corren por el norte.

entree

Las sandalias abotinadas (yo soy de las que me decanto por este término para todo aquello que cubra el empeine hasta el tobillo y deje al aire nuestros dedos) han comido terreno a botines y sandalias con pulsera, imprimiendo un toque más rockero y casual a todo look que caiga rendido a sus pies. Una de sus defensoras a ultranza es Taylor Tomasi Hill, directora artística del site que revolucionó el e-commerce, Moda Operandi. La exdirectora de accesorios de Teen Vogue y Marie Claire encuentra en este calzado su aliado perfecto para combinar con escuetísimos shorts, minifaldas, faldas lápiz y pantalones largos. Si os fijáis, este tipo de sandalia acorta la pierna, a pesar de que los tacones ayuden a estilizarla, e imprimen un halo rockero que juega al contraste con prendas delicadas o se une en una perfecta simbiosis a looks protagonizados por el cuero.

Continúa leyendo este artículo en mi blog de ¡Hola!Fashion clicando aquí →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>