La otra vida de los broches

Es uno de los elementos más antiguos en cuestión de accesorios y, tal vez por eso, uno de los que más reinvenciones ha vivido en el transcurso de su existencia. Los broches se remontan a la fíbula de la edad de bronce, y han caminado a lo largo de los siglos traspasándose de una parte a otra de nuestras prendas de ropa. Esta temporada, gracias a firmas como Lanvin o Chanel, su uso se reinterpreta para convertirlo en el complemento más versátil y atractivo de los largos días de invierno.

entree

Flores, insectos en dimensiones XXL, cristales magnánimos o incluso guiños al pop art. Los broches acaparan formas diferentes y tamaños considerables para hacerse, no sólo con las solapas de nuestras chaquetas, sino con vertiginosos escotes,  en el lateral de sombreros que se mantienen estoicos sobre cabezas titilantes, o incluso conquistan nuestro pelo (como podéis ver en la imagen de apertura de este post). ¿Ya sabes cómo sacarles partido?

Continúa leyendo este artículo en mi blog de ¡Hola!Fashion clicando aquí →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>