Territorio capazo

Sinónimo por excelencia del verano, los capazos son síntoma de largos días de sol, horas y olas de calor. Hasta este año, su uso se reservaba básicamente para las tardes de playa, como el complemento más cómodo para guardar el totum revolutum que nos hace falta para pasar un día relajado sobre la arena, es decir, prácticamente la parafarmacia entera. Sin embargo, este año salen de los armarios para reivindicar su presencia sobre las aceras, como un accesorio versátil, cómodo y tremendamente atractivo. No conformándose con la brisa marina, los capazos se disponen a sortear adoquines.

entree

Quizás, la mayor responsable de que las cestas se hayan convertido en compañeras todoterreno, fuese la actriz y cantante Jane Birkin. Todo el mundo loa el preciado bolso Birkin de Hermès, pero pocos recuerdan el porqué de su nacimiento. Viajemos al año 1981. Nos encontramos en un avión de procedencia parisina con dirección Londres. En el interior, Jean-Louis Dumas, presidente de Hermès, coincide con una joven Jane Birkin que portaba por maleta una cesta de paja. La razón era simple, no encontraba lugar en el que meter toda suerte de objetos y pertenencias que, por el contrario, sí cabían en un cesto. Su bolso era multiusos, llegando a ser noctámbulo si la ocasión lo requería. ¿Reservado a la playa? ¡Para nada! Para que pudiese sustituirlo, Dumas optó por diseñar un modelo a su medida.

Continúa leyendo este artículo en mi blog de ¡Hola!Fashion clicando aquí →